BIENVENIDOS A "AUTOMOVILISMO EN CARRERA"

Este sitio es para todos aquellos que disfrutan de las carreras , las estadísticas, el folclore y los rituales de las familias en los autódromos, y que quieren informarse, enterarse de curiosidades, votar en encuestas, aunque también lo pueden visitar aquellos a los que no les interesa tanto el deporte sobre cuatro ruedas, pero que igualmente desean actualizarse.
Aqui pueden dejar sus comentarios, participar de encuestas y opinar de lo que quieran.
Apto para todo público, "Automovilismo en carrera"¡¡¡¡¡¡es para ustedes!!!!!!

viernes, 16 de julio de 2010

AMIA: Y USTED... PREGUNTARÁ POR QUÉ CANTAMOS

Hace 16 años el país zucumbía ante la tremenda tragedia ocurrida por el atentado a la AMIA, donde fallecieron 85 personas entre empleados, transeúntes y niños. Desde este espacio se rinde un respetuoso homenaje a las víctimas de aquella explosión y se envían fuerzas para todos aquellos familiares que aún intentan dar con los culpables. Que no se repita el genocidio de razas. NUNCA MÁS.

9.53. A esa hora el tiempo se detuvo y varios corazones dejaron de latir. Las 9.53 del 18 de julio de 1994 fueron las más dolorosas y terroríficas de la sociedad argentina desde el atentado a la Emabajda de Israel en 1992. Una explosión se apoderó del edificio de la calle Pasteur al 600, donde se situaba la Asociación Mutual Israelita Argentina (AMIA). El coche bomba que estaba cerca de la entrada de la sede detonó y causó un fuerte temblor en toda la manzana, provocándole la muerte a 85 personas, mientras que hubo otras 300 heridas. Los escombros inundaron la cuadra del barrio de Balvanera, y taparon a las 67 víctimas que hubo dentro de la AMIA, y a las tras 17 que encotraron la muerte mientras caminaban o paraban cerca de la SEDE. Las ambulancias y los pedidos desesperados de socorro fue el sonido que más se escuchó a las 9.55, porque 2 minutos antes la ciudad se había quedado paralizada, en silencio. Sin comeprender aún que se trataba de un atentado terrorista (solo el segundo hecho de una cadena de tragedias, que continuaría con el accidente de Carlos Jr y la explosión de Río Tercero, la muerte de Cabezas, entre otros), la gente atinó a llamar a los medios y a contarles que todo marchaba con total traqnuilidad hasta que se desató la hecatombe. Más de 1000 viviendas y comercios cercanos quedaron destruidos, la pérdida de gas en la zona fue de gran magnitud, la onda expansiva arraso con toda la cuadra , lanzando autos, arboles, carteles y personas por los aires; los vidrios de las ventanas de las viviendas y negocios estallaron hasta a 6 calles a la redonda. Pasaron 16 años y los familiares y amigos de las víctimas aún siguen reclamando justicia ya que ningún Gobierno pudo dar con lso culpables. La causa está en investigación y mientras los años pasan, el hondo pesar es cada vez más profundo en la vida de los damnificados y de los familiares, porque no se rinden y buscan a los responsables de semejante ataque. Se manifistan y trabajan codo a codo para encotra a quienes les robaron la sonrisa a algunos, la juventud a otros, y el futuro a todos. Muchos años antes del ataque a la AMIA, así se expresaba Mario Benedetti: "¿ Por que cantamos? por nuestros muertos que piden que cantemos".

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada