BIENVENIDOS A "AUTOMOVILISMO EN CARRERA"

Este sitio es para todos aquellos que disfrutan de las carreras , las estadísticas, el folclore y los rituales de las familias en los autódromos, y que quieren informarse, enterarse de curiosidades, votar en encuestas, aunque también lo pueden visitar aquellos a los que no les interesa tanto el deporte sobre cuatro ruedas, pero que igualmente desean actualizarse.
Aqui pueden dejar sus comentarios, participar de encuestas y opinar de lo que quieran.
Apto para todo público, "Automovilismo en carrera"¡¡¡¡¡¡es para ustedes!!!!!!

viernes, 24 de junio de 2011

DIA DEL PILOTO: ¿POR QUÉ EL 24 DE JUNIO?

El 24 de junio de 1911 a las 00:10, hace exactamente 100 años, una de las primerisimas figuras del automovilismo mundial llegaba a este mundo en la ciudad de Balcarce, Juan Manuel Fangio. Como si fuese una sincronización de planetas, o la simple casualidad del destino, horas después nacía otro de los baluartes argentinos en el mundo, esta vez por el lado de la literatura, don Ernesto Sábato, por lo que en una entrevista de 1971 que los juntó, fueron denominados los " mellizos astrales".

La pasión por los motores y la velocidad se gestó desde pequeño, ya que con solo 11 años trabajaba en una herrería y lavaba sus piezas aprendiendo cómo se arma un motor y la utilidad de cada una.

Dos años después fue ayudante de mecánico en la agencia Studebaker de Miguel Viggiano donde se preparaban autos de carrera. Allí Fangio se prepparó como mecánico y piloto sin saber que el destino le tenía reservado un lugar de honor en la historia del automovilismo nacional y del exterior.

"Al automovilismo le debo todo lo que tengo, que es muchísimo. Mis amigos llegaron a mí gracias al automovilismo, porque así nació el galpón primero y pasé al taller, después. Amigos que muchas veces fueron mucho más que eso, que ya es mucho", sostenía el chueco en una entrevista hace más de tres décadas.

Pero a los 25 años, luego de varios de preparación, el 24 de Octubre de 1936, debutó en el automovilismo con un Ford A modelo 1929 en el circuito de tierra de Benito Juárez, pero abandonó por un problema mecánico.

Y nuevamente fueron sus irrenunciables amigos los que sucesivamente lo volvieron a colocar en los circuitos, que con el tiempo dejaron de ser locales para pasar a correr los que cubrían largas distancias realizadas principalmente por caminos de tierra a lo largo y a lo ancho de la América del Sur.

Ya en 1940, fue el Gran Premio Internacional del Norte con 9.445 kilómetros de recorrido, y al comando de un Chevrolet se animó a una carrera de 109 horas entre Buenos Aires, a través de los Andes, a Lima, (Perú) y vuelta de nuevo, que le tomó casi dos semanas con etapas diarias.

Así empezó a escribir su nombre en la historia del Turimso Carretera y encabezó el ritual que se mantiene hasta hoy con la rivalidad junto a los Hermanos Gálvez sobre "¿Ford o Chevrolet?". Fangio y los hermanos Oscar y Juan Gálvez hicieron caso omiso a la eterna rivalidad de marcas y abajo del auto fueron grandes amigos que hasta el ultimo segundo de sus vidas se ayudaron y se solidarizaron unos con otros sin importar las rivalidades de los cominezos. En 1940 y 1941 don Juan Manuel Fangio ganó dos títulos consecutivos de Turismo Carretera, p'ero años después, las luces de una Europa que se levantaba de las ruinas de la guerra lo esperaban.

De esta manera, el Automóvil Club Argentino organizó diversas temporadas internacionales de coches especiales con los viejos grandes pilotos del mundo y los argentinos y el 6 de febrero de 1949 en el circuito de la Palermo Fangio (Maserati) logró el primer lugar, lo que fue el trampolín para quedarse casi una década en Europa y comenzara escribir el histórico momento de llegar, en 1950 al primer año en la Fórmula 1 y dar inicio a su meteórica trayectoria en Europa que incluyó cinco títulos mundiales del Campeonato Mundial con marcas diferentes (Alfa Romeo,Maserati, Ferrari y Mercedes Benz) y el eterno record que le valió el respeto de sus pares en una época dominada por la legión italiana de Giuseppe Farina, Alberto Ascari y el inglés Sir Sitirling Moss

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada