BIENVENIDOS A "AUTOMOVILISMO EN CARRERA"

Este sitio es para todos aquellos que disfrutan de las carreras , las estadísticas, el folclore y los rituales de las familias en los autódromos, y que quieren informarse, enterarse de curiosidades, votar en encuestas, aunque también lo pueden visitar aquellos a los que no les interesa tanto el deporte sobre cuatro ruedas, pero que igualmente desean actualizarse.
Aqui pueden dejar sus comentarios, participar de encuestas y opinar de lo que quieran.
Apto para todo público, "Automovilismo en carrera"¡¡¡¡¡¡es para ustedes!!!!!!

jueves, 6 de agosto de 2009

LA HISTORIA CUMPLE 72 AÑOS

Ayer fue un día especial para quienes fueron testigos de la más rica historia automovilística de la Argentina y del mundo, y que aún forman parte del espectáculo como pilotos, preparadores, mecánicos, periodistas y espectadores.
Hace 72 años se disputaba el primer Gran Premio de Turismo Carretera, un 5 de agosto de 1937, lo que le permitió a la categoría ser la más antigua del mundo, aún por encima de la NASCAR, la F1 y El Mundial de Rally .
Los caminos polvorientos que desandaron sus protagonistas formaron parte de los 10 días que duró el Gran premio Argentino, que consistía en un recorrido por las provincias del interior del país.
El triunfador de auquella mítica travesía fue Angel Lo Valvo, bajo el seudónimo de Hipómenes, con una Cupé Ford V8. Lo Valvo se consagró en 1939 como campeón de TC, ya que a partir de ese año la categoría comenzó a tener esa denominación, que en un principio se llamó Campeonato Argentino y en las ediciones de 1937 y 1938 fue coronada por Eduardo Pedrazzini y Ricardo Risatti, respectivamente.
Pasaron los anos, y los autos tuvieron sus modificaciones respecto de los medelos y la cilindrada, se sumaron pilotos con talento mecánico y automovilistico sin igual, como Juan Manuel Fangio y los Hermanos Oscar y Juan Gálvez.
Durante los años 40 y 50 dominaron la escena teceísta y fueron los responsabes de la apertura automovilística de la argentina, cuyo primer autódromo fue construído en Buenos Aires en 1952 y se lo denominó "Autódromo municipal".
En los ´60, con la muerte de Juan Gálvez, brillaron los hermanos Emiliozzi, quienes junto a una camada de pilotos como Nasif Estéfano, Gastón Perkins, Jorge Cupeiro, Héctor Gradassi, Carlos Pairetti, Carlos Marincovich y Juen Manuel Bordeau, entre otros, marcaron una época con largas competencias a lo largo y a lo ancho del país, junto a autos modernos como las Cupecitas, los Ford, los Torino y las Coloraditas de Chevrolet, sumado a las Liebres y El trueno Naranja, entre los más destacados.
Pero en los ´70 se produjo la revolución con el ingreso del Sport Prototipo, una idea del Mago Oreste Berta, quien diseño autos estilo europeo, parecidos a los de la Fórmula Uno, con motores potentes para la época, sumado a la incursión de corredores como Juan María Tarverso, Antonio Aventín, Carlos Reutemann, Jorge Recalde, y los recordados Roberto Mouras y Ruben Luis Di Palma.
Los años 80 marcaron el comienzo de las carreras en autódromos y semipermanentes, así como la era de los tricampeonatos, como los de Mouras y Oscar Castellano, más la destreza de Di Palma, Oscar Aventín, Ernesto Bessone y la picardía del siempre protagonista Traverso. También comenzó la era Dodge marcada precisamente por el piloto de La Plata, fallecido en 1992 y por el Pincho de Lobería.
La década del 90 significó el final del TC en las rutas para correr definitivamente en los autódromos, dadas las fatales muertes de Osvaldo Morresi y Roberto Mouras. Aunque tambien fue sinónimo de la "era Traverso", quien arrasó con un tricampeonato que también se complementó con el TC 2000, más el campeonato de 1999. Aparecieron los Ortelli, los Silva, los Ledesma, los Acuña y los hijos del Loco Di Palma.
En el tercer milenio, la escena se divide entre varios protagonistas de casi todas las marcas, aunque la tendencia la generó Ortelli con el tricampeonato del 2000 al 2002, junto al fatídico torneo de play off del año pasado que le costó la corona a Juan Manuel Silva. La única marca que no tuvo alegrías en lo que va de esta década es Torino, que espera consagrarse en 2009 de la mano de José María López. Quienes buscan consagrarse también son los descendientes de aquellos pilotos símbolo del TC, como Jonatan Castellano, Ricardo Risatti, Johnito Debenedictis, Sergio Alaux, Diego Aventín, Carlitos Okulovich y los hermanos Marcos, Patricio y Luis José Di Palma.
72 años de pasión, de sacrificios, de tristezas y alegrías, de campeonatos infartantes, de autos que marcaron tendencia, de preparadores y motoristas exitosos como Berta , Pedersoli, Canapino, Bisceglia, Laborito, y el incondicional apoyo de los hichas de las marcas, aquellos que siguen poblando los autódromos de expectativa, como aquel 5 de agosto de 1937, donde los pueblos salieron a las rutas y enfrentaron al clima para ver la nueva competencia. ¡FELICIDADES TC!.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada